Expirado
ONG

Homenaje a Borges en Texas.

Hoy podemos pensar en esa famosa frase, si vemos lo que sucede en la Argentina, mientras que en Houston le acaban de hacer un homenaje a Borges. Porque allí lograron construir una potencia y en la Argentina no.

El escritor tenía gran admiración por Texas, de la cual de alguna manera se sentía parte, porque era uno de sus lugares preferidos en el mundo, al que le escribió un poema, en el que revela su admiración por esas praderas tan míticas como las pampas de sus gauchos y malevos. Su poesía épica canta a los héroes que forjan una nación. El evento realizado en Houston memora esa admiración borgeana, en donde hoy no encontramos el Wild West pero sí una energía especial que nos hace comprender porqué Estados Unidos sigue siendo la mayor potencia mundial.

Y ahí es donde se concretó este tributo a Borges, en una de las universidades más importantes, Rice, con destacados especialistas y artistas, convocados por la Casa Cultural de las Américas.

Allí participé en un interesante panel con Gwendolyn Díaz-Ridgeway (Universidad St Mary’s), Daniel Bonevac (Universidad de Austin), Nicolás Shumway (Rice University), organizado por la Casa Cultural de las Américas, que preside Andres Bardón. Carlos Benavídez presentó un busto de Borges destinado a la Biblioteca Pública de Houston y hubo una muestra de 20 artistas más, sobre el autor de “El aleph”. Participaron Victoria y Mariana Kodama (Fundación Borges).

Presente seguramente estaba también el “místico alfabeto de los astros” y el “incesante laberinto” borgesiano. 

                                                                                                                                                  Fernando Flores Maio

.

 

Mariana Kodama, Gwendolynn Díaz, Andrés Bardón y Victoria Kodama.